Tipos de piel: Cómo reconocer el tuyo

Tipos de piel: Cómo reconocer el tuyo


autor Por Rubén Rubiales, Farmacéutico

lectura 5.30 min lectura

¿Sabías que la piel es el mayor órgano del cuerpo? Esta se encarga de protegernos de los agentes externos e infecciones, proporcionarnos el tacto, diferenciar el calor del frío o regular la temperatura corporal. Una piel sana significa buena salud en general pero para cuidarla es fundamental conocer el tipo de piel que tenemos. En este post nos centraremos en descubrir cúal es nuestra piel. 

Si te preguntas: ¿cómo saber qué tipo de piel tengo? Quédate a descubrirlo.

¿Cómo se estructura la piel?

Antes de descubrir cual es tu tipo de piel, es recomendable conocer cómo se estructura para que puedas entender mejor sus necesidades y conocer mejor lo que realmente necesita. Si ya lo sabes, puedes saltar al siguiente punto, pero si no te aconsejamos que continues leyendo.

La piel se compone de tres capas principales: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo (Hipodermis o fascia superficial): 

  • La epidermis es la capa más externa de la piel (la que vemos y tocamos) y aunque es muy finita (entre 0,1 y 1,5mm) es muy importante pues nos protege frente a bacterias, tóxicos, rayos UV, e impide que la piel pierda líquidos. Está formada por muchas células aplanadas que si no tienen una buena estructura o un correcto balance de agua y grasas, no retendrá la humedad de la piel correctamente. El estado de esta capa “determina el tipo de piel” (por decirlo de forma sencilla) y es donde influyen directamente las cremas hidratantes
  • La dermis es la capa media de la piel, es bastante más gruesa (unas 20-30 veces más). Es muy importante pues entre otras cosas se encarga de: defendernos contra los golpes, regular la temperatura, generar sudor, pelo y sebo o grasa. En cuanto al aspecto de la piel, esta capa proporciona la estructura y elasticidad (es la capa con mayor concentración de fibras de colágeno y elastina) y mantenerla en perfecto estado ayuda a mantener una piel con aspecto joven y luminoso.
  • Por último, la Hipodermis, subcutis o tejido subcutáneo es la capa más interna de la piel. Esta capa, aísla al cuerpo ayudándolo a conservar la temperatura corporal y otorgando movilidad a toda la piel.
Capas de la piel: dermis, epidermis y tejido subcutáneo

Tipos de piel

La forma más conocida e importante para clasificar los tipos de piel es según el balance hidrolipídico (cantidad agua-grasa). 

Es decir: seca, normal, mixta y grasa. Este tipo es el que interesa más al mundo de la cosmética, y viene determinado principalmente por las secreciones de las glándulas sebáceas y por la capacidad de la piel para retener la humedad. Conociéndolo se pueden hacer las formulaciones específicas para crear cosméticos adecuados para cada una de ellas.  

Así pues ¿Cuantos tipos de piel existen?

Piel Seca:

La piel seca o muy seca normalmente tiene pocos aceites en su superficie, y un bajo nivel de humedad. Esto provoca sensación de aspereza y tirantez. Os dejamos las características más comunes de la piel seca: 

  • Piel con poco o ningún brillo.

  • Poca elasticidad.

  • Sensación de tirantez unos 30 minutos después (o menos) de lavarse la cara.

  • Descamación o, incluso agrietamientos y fisuras

  • La piel extremadamente seca puede sentirse áspera o rugosa

separation-cta-line
Lo que no sabes sobre la Piel Seca

Ver más ›

separation-cta-line

Necesita productos para el cuidado con altos niveles de aceites e ingredientes humectantes (que retienen agua) que proporcionen un cuidado extra de hidratación y protección ya que los agentes externos como la temperatura, la humedad o el roce con la ropa pueden producir alteraciones en la piel con mayor facilidad.

 Piel Normal 

La piel normal tiene un equilibrio entre agua y aceite en el rostro. Suave al tacto, con tono uniforme y con pocas imperfecciones, es el cutis que a todos nos parece el ideal. Como características propias de esta piel hay que destacar:

  • Poros finos.

  • Una buena circulación sanguínea.

  • Textura suave y lisa.

  • No suele tener impurezas como comezones o puntos negros.

separation-cta-line
El Cosmético Perfecto para Piel Normal

Ver más ›

separation-cta-line

Aunque creamos que es la piel perfecta, también necesita cuidados faciales para mantenerla en perfecta forma. Este tipo de piel también tienen imperfecciones como manchas, acné o líneas de expresión marcadas como el resto. Simplemente, tienen un buen balance de grasa en la piel.

Piel Grasa 

Para descubrir si nuestra piel es grasa o no, debemos fijarnos en una serie de características que definen a esta piel y no lo confundamos con la piel mixta.

La piel grasa se caracteriza por hiperproducción de sebo en la piel, que hace que la piel sensible se identifique por: 

  • Brillos en la piel (lo más característico)

  • Poros frecuentemente dilatados

  • Puede presentar signos de acné y puntos negros con mayor facilidad. La piel grasa es más propensa a acumular suciedad y que se creen granitos o puntos negros.

Para conseguir una mejora en el aspecto de la piel grasa se recomienda una limpieza diaria específica y cuidadosa y utilizar cremas cosméticas específicas basadas en aportar sobre todo hidratación de tipo “acuoso” (esto se consigue con ingredientes humectantes o higroscópicos que retienen la humedad del ambiente sin aportar grasa adicional).

separation-cta-line
Lo que tienes que saber de la Piel Grasa

Ver más ›

separation-cta-line

 Piel Mixta 

Las personas con piel mixta son, quizás, a las que más les cuesta encontrar una hidratación ideal. La hemos dejado para el final ya que tienen una mezcla de 2 tipos de piel:

La llamada Zona T, (frente, nariz y mentón) produce un exceso de aceites y presenta por tanto las características propias de la piel grasa:

  • Suele presentar poros grandes, a veces con impurezas.

  • Brillos

  • Tacto aceitoso

  • Propensa al acné

El resto del rostro (en mejillas principalmente), la piel tendería a ser de normal a seca. En el caso de tender a seca la piel de esta zona, sus características suelen ser:

  •   Piel con poco o ningún brillo.

  •   Poca elasticidad.

  •   Sensación de tirantez minutos después de lavarse la cara.

  •   Descamación o, incluso el agrietamiento.

separation-cta-line
Los secretos de la Piel Mixta

Ver más ›

separation-cta-line

Con un correcto cuidado evitaremos que la zona T se engrase demasiado o las mejillas se sequen más, situación que puede ser provocada por el uso de cosméticos no adecuados para piel mixta.

Una crema con el balance correcto es, pues, fundamental en este tipo de piel.

 Piel Sensible 

Sea tu piel seca, normal, mixta o grasa, adicionalmente podemos catalogarla como reactiva o sensible. La piel reactiva o sensible es aquella que presenta un  aspecto irritado y molestias visibles como cosquilleos, tirantez, ardor y descamaciones o picor y enrojecimiento. 

Este tipo de problema no tiene porque ser permanente en la piel, sino que puede aparecer de forma transitoria en períodos con mayor o menor irritación según el nivel de tolerancia y estado de nuestra piel.

Una forma fácil de reconocer que nuestra piel es sensible, es si se irrita con frecuencia al aplicar cosméticos que no estén especialmente formulados para pieles sensibles.

separation-cta-line
Descubre si tienes la piel sensible

Ver más ›

separation-cta-line

Esta piel necesita ser cuidada con productos que tengan ingredientes suaves y evite los perfumes y alcoholes para descartar nuevas irritaciones y alergias. Además si se quiere un tratamiento efectivo, cada persona con Piel Sensible debería poder elegir los activos de tratamiento de forma individual ya que cada una es compatible con diferentes activos.

Cuida tu piel con Lesielle

Cuando buscamos el cosmético que necesitamos, solemos caer en el error de elegirlos en base únicamente a los resultados que prometen las marcas. A veces, nos olvidamos incluso de la parte del tratamiento cosmético más importante: la hidratación, que debe ser siempre, específica para nuestro tipo de piel.

De no hacerlo, no importará mucho que los activos de tratamiento sean los adecuados o no, pues es probable que no se consigan los resultado esperados, y en muchos casos incluso efectos negativos, como por ejemplo aportar demasiados aceites.

Por este motivo Lesielle ha separado el cosmético en dos partes:

La primera es la hidratación, siempre específica para tu tipo de piel en forma de “Base” hidratante. Y la segunda son los activos de tratamiento, que eligiremos también en función de los tratamientos deseados.


separation-cta-line
¿Te parece complicado?

Hacer el Test ›

separation-cta-line

Una vez sepas qué tipo de piel tienes y cuáles son los signos a tratar, el cosmético perfecto para tí está al alcance de la mano. 

Sea el tipo de piel que sea, #AdaptiveSkincare

Posteado el 27/04/2018 por Cuidados por tipo de piel

Artículos relacionados

Mejor hidratante antiedad para piel mixta

¿Tienes la piel mixta y necesitas un tratamiento cosmético/CREMA Antiedad? Si la respuesta es afirmativa, ¡no te...

Settings