Parabenos en cosmética: Desmontando el mito

Parabenos en cosmética: Desmontando el mito


autor   Por Rubén Rubiales, Farmacéutico

lectura   5 min lectura

Criticados por su presunta relación con problemas para la salud, los parabenos se han convertido en una preocupación a la hora de elegir cosméticos. Hay muchos usuarios que se niegan a consumir cosméticos con parabenos y otras voces que afirman que son totalmente seguros y que se trata simplemente de bulos de internet. Veamos cómo surgió este debate y si realmente son seguros de usar o no.

¿Qué son los parabenos?

Los parabenos son un grupo de conservantes que se utilizan en cosmética para prevenir el desarrollarlo de microorganismos (bacterias, hongos…) en los productos cosméticos. Es decir, para que los tratamientos cosméticos no se estropeen rápidamente y sean seguros de utilizar. Esta familia de conservantes es amplia y entre ellos se encuentran principalmente el butilparabeno, el isobutilparabeno, propilparabeno, el metilpararabeno y el etilparabeno.

Este tipo de conservantes tienen su origen en las plantas donde se encuentran en forma de ácido p-hidroxibenzoico (PHBA), que cuando se descompone de forma natural, se convierte en parabenos ayudando a las plantas a defenderse de los microorganismos.

En cosmética, se usan estos conservantes por su seguridad, su compatilidad con las piel más sensibles, además de una alta efectividad.

Pese a esto, y a que se usan desde hace casi un siglo mostrando su seguridad, los parabenos han sido objeto crítica por un sector que afirma que pueden ser dañinos para la salud. Y, además, esta preocupación se ha ido incrementando en la última década debido a la facilidad de transmisión, especialmente la alarmante, a través de las redes e internet. ¿Qué hay de verdad en todo esto?

Problemas de los parabenos ¿son malos para la piel?

La respuesta rápida es que NO. Usados de manera responsable y con menos del 1% de concentración en cosmética son totalmente seguros para nuestra salud y nuestra piel. Pero desarrollemos esta postura y conozcamos cómo empezó todo esto.

El debate surge a raíz de una investigación que intentaba relacionar cáncer de mama y parabenos. En el estudio, la persona que lo realizaba, buscaba restos de parabenos en estos tejidos mamarios cancerosos cosa que efectivamente consiguió, proviniendo estos restos de parabenos seguramente del uso de desodorante en la zona.

A partir de simplemente esto, el estudio concluyó que había relación entre estos conservantes y cáncer de mama. El problema de este estudio, es que tiene errores científicos muy graves. Por ejemplo, no vale con encontrar restos de parabenos, hay que demostrar que estos son los responsables.

¿Por qué es esto necesario? Porque que se encuentren restos de parabenos, no quiere decir nada en sí mismo, solo que estaban ahí. Es decir, también podemos encontrar agua en los tejidos con cáncer y el agua no lo ha creado ¿veis el problema de este estudio? Pues a partir del mismo, se originó toda la polémica entorno a este tema. 

En este tiempo, y especialmente a raíz de la polémica, han surgido más estudios para intentar demostrar la relación parabenos-cáncer, pero ninguno hasta la fecha de una calidad aceptable. Por ejemplo se han alimentado a ratas a base de parabenos, cosa que además de cruel no tiene relación con la cantidad que se aplica en una crema.

Otros estudios han determinado que una concentración del 100% aplicada sobre la piel también puede ser perjudicial, algo que tampoco es representativo pues no se usa tal cantidad (en realidad se usa entre el 0,05 y el 1%). Ni siquiera con el uso acumulativo (otro de los argumentos esgrimidos para atacar estos conservantes) de otros productos se consiguen niveles peligrosos.

Estos estudios, están tan mal diseñados, que han sido desestimados por la mayoría de la comunidad científica.

Hoy en día sabemos que la sensibilización ante los parabenos es muy baja (en torno al 1%) y que, además son, dentro de los conservantes, lo que presentan las tasas de sensibilización más baja y raramente producen dermatitis de contacto.

Al contrario, está demostrado que los parabenos no dañan la piel en cantidades bajas, sino que, además, la protege ante organismos como hongos y bacterias de forma muy eficaz. Los parabenos son un grupo de conservantes muy seguros, eficaces para proteger la piel y testados durante décadas.

Parabenos y hormonas

Otro de los argumentos de su presunta (y ya desmentida) relación con el cáncer, es aquel que dice que los parabenos pueden actuar como estrógenos (la hormona sexual femenina).

En pruebas de laboratorios se ha comprobado que es cierto, pero, y esto es lo importante, tiene una acción miles de veces más débil que las hormonas producidas por el cuerpo humano lo que desmiente, a la espera de nuevas pruebas, que sean tóxicos para nuestro organismo.

Parabenos y niños, ¿es peligroso?

En el año 2011 el Gobierno de Dinamarca decidió prohibir algunos usos de parabenos en productos que consumieran los niños en medida de precaución porque estos son más sensibles a los efectos hormonales. 

Ante esto, el Comité Científico consideró que los más pequeños estaban protegidos por la regulación del uso de los parabenos, y concluyó que no afectaba a ningún grupo de edad el uso de parabenos en productos.

Sin embargo, más tarde, se reconsideró esta postura en los casos de bebés que usan pañal, pues suelen tener la piel más irritada, y por tanto, deja entrar más sustancias que una piel sana. Esto se sigue investigando para tener un resultado más clarificador sobre este tema.

Uso y regulación de los parabenos

Los parabenos son conservantes autorizados y ampliamente utilizados en cosmética para conservar los ingredientes de cremas hidratantes y lociones, en concreto el parabeno más utilizado es el metilparabeno, presente en más del 90% de los cosméticos.

La FDA (Food and Drug Administration) considera que son uno de los ingredientes más comunes en formulaciones, sólo superados por el agua 

En cuanto a su regulación, según la Unión Europea, están catalogados como conservantes seguros, debiendo tener una concentración máxima del 0.4% en el caso de incluir sólo uno y 0,8% en el caso de estar combinados o mezclados.

Listado de parabenos malos

Pero no todos los parabenos están autorizados. La Comisión Europea, en su regulación prohíbe el uso de estos parabenos en cosmética:

  • Isolpropilparabeno

  • Isobutilparabeno

  • Fenilparabeno

  • Bencilparabeno

Además: 

  • El butilparabeno y propilparabeno están aceptados en cosméticos siempre que la suma individual no supere el 0,19%.

  • El Butilparabeno y Propilparabeno se consideran seguros y no existen motivos de preocupación en cuanto a la seguridad de los niños (a excepción de su uso en productos destinados a la zona cubierta por pañales, que aún sigue bajo estudio) 

  • No hay regulación expresa sobre la seguridad del ácido P-hidroxibenzoico y sus sales (parabeno de calcio, parabeno de sodio y parabeno de potasio). 

¿Tienen los productos de Lesielle parabenos?

En Lesielle comprendemos la inseguridad que crea este debate y que los consumidores, ante la duda, prefieran un producto libre de parabenos. Por ello, en Lesielle hemos optado por usar solo cremas sin parabenos en nuestros tratamientos cosméticos. Para conservar nuestros productos utilizamos otros conservantes, pues afortunadamente hay muchas alternativas en el mercado. así pues Lesielle, NO utiliza parabenos, aunque nuestra labor y responsabilidad es informar que se tratan de conservantes totalmente seguros.

Si quieres un tratamiento antimanchas, antiimperfecciones o una crema Antiedad sin parabenos puedes hacerlo con Lesielle

Si estás interesado en saber todos los ingredientes que tienen los productos Lesielle, puedes encontrarlos en las etiquetas de cada caja o en las fichas de producto de nuestra tienda online. 

Si tienes dudas sobre este aspecto siempre puedes consultarnos en nuestro departamento de Atención al Cliente y resolveremos todas tus dudas.

separation-cta-line
El engaño del pH Neutro

Ver más ›

separation-cta-line

¿Te unes a la #AdaptiveSkincare?

Posteado el 11/11/2018 por Lo que no te cuentan
Etiqueta: Lesielle, cosmética, mitos

Artículos relacionados

Crema hidratante facial sin perfume, ¿por qué es mejor?

A todos nos gusta que nuestras cremas hidratantes tengan un olor agradable, pero, incluir perfumes o aromas, ya sean...

Consejos para una campaña Kickstarter de éxito (100%...

Tras haber financiado al 100% nuestra campaña internacional de crowdfunding en Kickstarter, te contamos una serie de...

Entrevista a Rubén Rubiales CEO de Lesielle

¿Conoces Lesielle y su concepto de cosmética adaptativa? En este post nuestro CEO y farmacéutico Rubén Rubiales te...

Los 7 mitos de la vitamina C

El Ácido Ascórbico o Vitamina C es un antioxidante que, aplicado de manera tópica previene los signos del...

Piel negra: ¿Necesita cremas o cosméticos...

Como ya sabemos, cada piel es única y necesita cuidados específicos. Las personas de piel negra u oscura (el 25 % de...

Los 5 Mitos del Retinol (Vitamina A)

El Retinol es, sin duda alguna, el ingrediente estrella en cremas Antiedad. Sin embargo, son muchas las dudas que...

¿Hay diferencias entre cosméticos para hombre y mujer?

¿Cuántas veces hemos visto un anuncio en la televisión de cosmética para hombre y otro distinto para mujer ? ¿Te has...

¿Pueden usarse juntas la Vitamina C y la Niacinamida?

La Vitamina C y la Vitamina B3 son activos cosméticos muy eficaces y reconocidos en remedios y cremas antiedad,...

Settings